Tras separarse de al-Qaeda, al-Nusra se presenta ante Occidente como una fuerza moderada

La fuerza yihadista está experimentando un lavado de imagen con el fin de sugerir que es merecedor del apoyo de la CIA.

Así que el viejo Doc Ayman al-Zawahiri, jefe ejecutivo sucesor de Osama bin Laden, ha dicho al frente sirio Jabhat al-Nusra que puede romper con al-Qaeda. Buenas relaciones públicas: a Nusra no le gusta mucho el "califato" ISIS, pero siempre y cuando siga siendo un clon de al-Qaeda, no podrá salir de la lista de terroristas de Estados Unidos y reunir los requisitos para unirse a los 70.000 (inexistentes) sirios moderados, concepto ideado por David Cameron y numerosas cadenas de televisión estadounidenses.

Las relaciones de Qatar con Nusra plantean dudas. Niega vínculos directos con el grupo, y, sin embargo, hace seis meses, el canal Al-Jazeera de Qatar entrevistó al líder de Nusra, Mohamed al-Jolani, quien dijo que no tenía nada en contra de los cristianos, los alauitas o los americanos - sólo contra ese molesto presidente en Damasco que tiene a Hezbolá, Irán y Rusia de su lado.

No tengan dudas sobre los vínculos de Qatar. Los chicos de Nusra acaban de liberar a tres periodistas españoles que permanecieron secuestrados en el norte de Siria durante los últimos 10 meses, tras lo cual la agencia estatal de noticias qatarí se jactó de que las autoridades de Qatar participaron en su liberación. Vaya que si lo hicieron. Si los tres desafortunados hubieran caído en manos de esos otros mórbidos hijos-del-desierto pertenecientes a ISIS (hacia el que muchos saudíes parecen tener un afecto infeliz), entonces los reporteros habrían sido degollados y su ejecución, grabada en vídeo mientras suena de fondo una música "nasheed" aún más blanda.

Cuando un grupo de monjas cristianas cayó en manos de Nusra en Siria en el año 2013, Qatar ayudó en su rescate a través del Líbano - a un precio de más de 1 millón de dólares por cada monja según se informó - y fue debidamente agradecido por las autoridades de seguridad libanesas. Si los lectores sospechan cada vez más, quizás preguntándose si los qataríes están intentando hacerse cargo de la oposición siria armada sobre ISIS y sus hermanos salafistas saudíes, pueden muy bien estar en lo cierto.

Pero ahora la otra cara de la historia. Hace apenas una semana, un ensayo apareció en la revista Foreign Policy, que se publica dos veces por semana y fue co-fundada por el difunto Samuel Huntington (del infame Choque de Civilizaciones) y ahora propiedad de la Compañía Graham Holdings (que anteriormente era propiertaria del Washington Post). La tesis del autor Charles Lister, si así se le puede llamar, es que al-Qaeda está intentando tomar el control total de Nusra y hacer sombra a ISIS través de un debate sin precedentes dentro de sus filas para "integrarse en la ‘oposición general’". La "oposición general" presumiblemente se refiere a las queridas 70.000 legiones ficticias de David Cameron y, presuntamente, la futura presidente de Estados Unidos, Hillary Clinton.

Nusra, según Lister, está "reconstruyendo una coalición militar y tiene previsto iniciar en breve importantes operaciones ofensivas al sur de Alepo" con el fin de echar a perder los esfuerzos estadounidenses y rusos por conseguir una tregua en la ciudad. El autor señala que la mejor manera de frustrar las ambiciones de al-Qaeda "es ampliar drásticamente la asistencia a los componentes militares [sic] y civiles [sic, de nuevo] examinados de la oposición general dentro de Siria". Todo esto, por supuesto, porque hasta ahora no hemos dado "suficiente respaldo" a los "elementos moderados de la oposición" que no pueden competir con el "poder en el campo de batalla y la capacidad de controlar el territorio" de Nusra.

Hasta aquí todo bien. Lejos de liberarse de al-Qaeda, la versión de Lister sobre Nusra sugiere que ha sido penetrado incluso más profundamente por al-Qaeda - o "la Central al-Qaeda", como él la llama - hasta tal punto que Saif al-Adel, "la figura con vida más influyente de al-Qaeda aparte de Zawahiri", ha llegado a Siria. Y Adel lo ha hecho "casi con seguridad", tal y como Lister añade de modo tranquilizador, con "otras tres figuras clave de al-Qaeda".

Estos chicos están ahora supuestamente discutiendo la creación de un nuevo "emirato" en la provincia siria de Idlib. Sin embargo, el reciente cese de las hostilidades "ha catalizado una dramática re-potenciación del movimiento sirio moderado de protesta y la revitalización de los elementos más [sic, una vez más] moderados de la oposición".

Un comandante anónimo del Ejército Libre Sirio (es decir: "moderado") confirma, según una cita que le atribuye Lister, que las fuerzas de al-Qaeda "representan todo aquello a lo que nos oponemos; son iguales que el régimen. Pero ¿qué podemos hacer cuando nuestros supuestos amigos en el extranjero no nos dan nada para hacernos valer?" Lo que "un amplio espectro de la oposición de Siria" necesita, por lo tanto, es "una expansión considerable de asistencia militar, política y financiera".

Estos grupos del Ejército Libre Sirio, que ahora ascienden a 50 - ¡uf! -, afirma Lister, fueron examinados por la CIA, y todos "operan en coordinación con cuerpos civiles, políticos y judiciales localmente legítimos [sic, una vez más]".

Entonces, ¿quién es el escritor Charles Lister? Entre sus diversas funciones académicas, es consultor senior para la "Iniciativa de Siria Track II del Grupo Shaikh". El "shaikh" en cuestión no es un potentado de Oriente Medio, sino Salman Shaikh, director del Brookings Doha Centre en Qatar y miembro del Centro para la Política de Oriente Medio, antes Centro Saban para la Política de Oriente Medio ("Saban" procede de Haim Saban, el magnate estadounidense-israelí del mundo del cine y la televisión que donó 13 millones de dólares al centro y que ha proporcionado importante financiación para la campaña presidencial de Hillary Clinton).

Lister, de acuerdo con sus diversos CVs, era investigador visitante en el Brookings Doha Centre y ha ayudado en la negociación de un proceso de "compromiso con los líderes de más de 100 grupos armados de la oposición siria". Esto supone una gran cantidad de rebeldes - muchos más que los 70.000 evocados por Dave Cameron.

Entonces, ¿qué está pasando en Doha? El Brookings Doha Centre pertenece al Instituto Brookings y su co-presidente es el jeque Hamad bin Jassim bin Jaber bin Thani al Thani, miembro de la familia gobernante de Qatar y ex ministro de Asuntos Exteriores y ex Primer Ministro. Por lo tanto, ¿sigue en marcha el verdadero debate en Qatar - lejos de ser discutido a fondo en la provincia de Idlib - cuya dirección actual ha recorrido un largo camino para limpiar la reputación de Nusra y presentarlo como la verdadera "oposición" moderada que merece todo esa ayuda de la CIA?

Un último punto. ISIS ha permanecido increíblemente tranquilo estos días. Nada de vídeos sangrientos, nada de canciones nasheed. ¿Por qué? ¿Porque está perdiendo terreno frente a los sirios y sus aliados? ¿Porque perdió Palmira?.

Robert Fisk
/The Independent

 

Avatar
Nombre
Enviar comentario
Quedan:
Su comentario ha sido enviado al administrador.×
El usuario se compromete a utilizar los servicios ofrecidos de: Chat, blogs y comentarios a contenidos de la Web de conformidad con la ley, con las presentes Condiciones Generales de uso, con la moral, con las buenas costumbres generalmente aceptadas y con el respeto al orden público. En ningún caso se permitirá la publicación de contenidos que de forma manifiesta fomenten el odio, defiendan la actuación o ideales de cualquier tipo de grupo u organización terrorista, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social. No se tolerarán aquellos mensajes que atenten contra el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar, a la propia imagen o violen secretos empresariales de terceros. Tampoco se tolerarán, sea cual sea su fin, ni los intentos de suplantar la identidad de terceras personas ni la publicación de datos de contactos privados. El usuario es responsable de las manifestaciones que vierta o difunda en la web.